browser Warning Icon You are using an older version of Internet Explorer. You are viewing this site with limited functionalities.
menu

An Investor’s Guide to Indices

CAPÍTULO 3

ACCESO A LOS ÍNDICES MEDIANTE PRODUCTOS DE INVERSIÓN

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN VINCULADOS A ÍNDICES HACEN POSIBLE LA INVERSIÓN PASIVA.

LOS PRODUCTOS DE INVERSIÓN INDEXADOS VIENEN EN MUCHAS FORMAS Y TIPOS, INCLUYENDO:

  • ETFs y fondos indexados
  • ETNs
  • Opciones y futuros vinculados a índices
  • Productos estructurados
  • Productos de seguros

EL NACIMIENTO DE PRODUCTOS IDEXADOS

EL MUNDO DE LAS INVERSIONES CAMBIÓ PARA SIEMPRE EL 31 DE AGOSTO DE 1976

Seguramente esta fecha no resulte muy familiar, pero quienes son propietarios de un fondo indexado, un fondo cotizado (ETF) o cualquier otro tipo de inversión que dependa del rendimiento de índices, han experimentado sin dudas los efectos de lo que ocurrió ese día. El 31 de agosto de 1976 se realizó el lanzamiento del primer fondo vinculado a índices —el Vanguard S&P 500®—, hecho que cambió para siempre el futuro de las inversiones.

Antes de este acontecimiento, los principales índices del mercado como el S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average® cumplían el rol de estándares o benchmarks que podían ser usados como herramientas para medir el desempeño de gestores de carteras activas, pero no como el fundamento de decisiones de inversión viables.

En la actualidad, los bancos comerciales, las compañías de seguros, los proveedores de ETFs y las bolsas de opciones y futuros, desarrollan y comercializan miles de productos vinculados a índices, con el fin de cubrir la creciente demanda de acceso a los rendimientos de índices de renta variable, renta fija, mercancías mejor conocidos como "commodities" y otros. Los productos disponibles son diferentes no solo en cuanto a su emisor, sino también en sus objetivos de inversión, estructura y el acceso que proporcionan a los rendimientos de índices.

ETFs Y FONDOS INDEXADOS

ETFs Y FONDOS INDEXADOS SON PRÁCTICAMENTE SINONIMOS DE INVERSIÓN BASADA EN ÍNDICES.

Estos productos tienen una amplia disponibilidad, son fáciles de comprar y vender (líquidos) y buscan alcanzar una serie de objetivos de inversión. Los emisores de los fondos, en ocasiones denominados sponsors, son compañías de servicios financieros. Algunas de estas empresas se especializan ya sea en ETFs o en fondos mutuos, mientras que otras ofrecen ambos tipos de productos.

Si bien los fondos indexados han estado en el mercado por casi el doble de tiempo que los ETFs, el número actual de ETFs es casi dos veces mayor que el de fondos indexados. Más de la mitad de estos ETFs están vinculados a índices desarrollados por S&P Dow Jones Indices. La rápida expansión de los ETFs, que comenzó en EE. UU., se está extendiendo al resto del mundo.

El crecimiento de los ETFs en el mundo

FUENTE: ETFGI

Más allá de exposiciones a mercados amplios, los ETFs están siendo utilizados en la actualidad para acceder a mercados y estrategias que de otra forma estarían disponibles solo por medio de la gestión activa. Por ejemplo, es posible invertir en ETFs vinculados a índices que buscan limitar el riesgo, seguir acciones con pago elevado de dividendos o inclusive medir la volatilidad del mercado.

FUNCIONAMIENTO DE LOS ETFs Y FONDOS INDEXADOS

Cada ETF y fondo indexado posee un objetivo de inversión específico. Para alcanzar este objetivo, el fondo generalmente construye su cartera siguiendo uno de los siguientes tres métodos:

La mayoría de los ETFs y fondos indexados utilizan este método. En general, estos productos de inversión son también ponderados de una forma que sea coherente con la ponderación del índice.

Esto puede deberse a razones estratégicas o a la imposibilidad de adquirir todos los componentes del índice. Por ejemplo, los índices que siguen miles de títulos o aquellos que mantienen en cartera algunos componentes con menor liquidez, pueden ser difíciles de replicar. Sea cual fuere el motivo, el rendimiento de un fondo que utiliza el método de muestreo puede ser diferente al desempeño del índice, más de lo que sería si se optara por una replicación completa.

Si bien este método proporciona el mismo rendimiento que el índice, expone a los titulares del fondo el riesgo de que la contraparte deje de cumplir su obligación. Utilizando una cámara de compensación tiende a mitigar el riesgo de contraparte.

Los ETFs y fondos indexados son similares en ciertos aspectos básicos:

  • Quienes invierten tanto en ETFs como en fondos indexados adquieren participaciones en un fondo y no en los títulos individuales que conforman la cartera.
  • Los ETFs y fondos indexados generalmente proporcionan ingresos a los accionistas del fondo de manera proporcional a partir de sus inversiones subyacentes, descontando gastos y ganancias de capital derivadas de la actualización de sus carteras.
  • Por lo general, el propósito de cada ETF o fondo indexado es replicar el desempeño del índice que sigue. Por ejemplo, si el rendimiento anual de un índice subyacente es 10%, el objetivo de un ETF o fondo indexado es, con algunas excepciones, igualar ese rendimiento de 10% con la mayor precisión posible. Ciertamente, si el índice pierde valor, eso se verá reflejado directamente en el rendimiento del ETF o fondo.

Los resultados reales varían entre productos de renta variable vinculados al mismo índice. En el caso de fondos indexados, la principal razón de esta fluctuación es la estructura de comisiones (a mayores costos, menor rendimiento). Los rendimientos también pueden ser diferentes si un fondo utiliza una muestra de los componentes del índice en lugar de una réplica completa, o si su reserva de efectivo, la cual mantiene para costear el rescate de acciones, tiene un efecto negativo en los resultados.

En el caso de un ETF, las diferencias en el rendimiento, o lo que se conoce como tracking error, pueden derivarse de sus comisiones y de la manera en que el producto está estructurado. Entre los factores estructurales más importantes que pueden afectar el rendimiento se encuentran:

  • Si es que los dividendos son reinvertidos
  • Si es que existe una comisión de corretaje para la reinversión de los dividendos
  • Si es que el ETF utiliza derivados, apalancamiento u otras estrategias para mejorar el rendimiento o protegerse de pérdidas

DIFERENCIAS ENTRE ETFs Y FONDOS INDEXADOS

Las diferencias más considerables entre ETFs y fondos indexados, además de la mayor variedad y participación en el mercado de los ETFs, son las formas en que pueden ser negociados y su eficiencia tributaria.

Dado que los ETFs son negociados como acciones, pueden ser comprados al margen o vendidos en corto, inclusive cuando ocurre una caída. La venta en corto es muy utilizada en operaciones de cobertura u otras estrategias de gestión de riesgo. Por ejemplo, si un inversionista estima que una acción específica es prometedora, pero se encuentra en un sector de bajo rendimiento, puede comprar la acción mediante una posición corta en un ETF que siga el índice sectorial. Puesto que los fondos indexados no son negociados como acciones, este tipo de estrategia sería más difícil de ejecutar si lo fueran.

La eficiencia tributaria es otro aspecto que marca la diferencia. Los ETFs no canjean acciones que los inversionistas desean vender como generalmente lo hacen los fondos mutuos. Esto quiere decir que un ETF por lo general no liquida sus títulos para costear el canje de acciones, como un fondo indexado podría estar obligado a hacer. Las liquidaciones forzadas tienen el potencial de generar ganancias de capital, algunas de las cuales pueden ser ganancias a corto plazo que podrían aumentar el pasivo por impuestos de los accionistas de fondos mutuos.

ETFs CONTRA FONDOS INDEXADOS

ETFs FONDOS INDEXADOS CONTRA Replicar el desempeño de un índice OBJETIVO Replicar el desempeño de un índice Generalmente poseen una amplia diversificación DIVERSIFICACIÓN Generalmente poseen una amplia diversificación Durante el día negociación, a precios de mercado vigentes FRECUENCIA DE NEGOCIACIÓN Una vez por día, al valor de cierre neto Pueden ser comprados al margen o venderse en corto CARACTERÍSTICAS DE NEGOCIACIÓN No pueden ser comprados al margen ni venderse en corto Bajo TASAS DE GASTOS Bajo Compra mediante una casa de bolsa DISPONIBILIDAD PCompra mediante una sociedad de fondos o un plan de jubilación

Además, si bien los ETFs y fondos indexados tienden a presentar tasas de rotación bajas y normalmente actualizan sus carteras cuando los componentes de sus índices subyacentes cambian, es posible que un ETF posea una mayor eficiencia tributaria. Esto se debe al proceso único mediante el cual las acciones del ETF suelen ser creadas y canjeadas en intercambios periódicos exentos de impuestos entre el emisor del ETF y una serie de participantes autorizados, generalmente entidades financieras de gran importancia.

En concreto, un participante autorizado entrega una canasta de los títulos subyacentes del ETF al emisor a cambio de un cierto número de acciones, generalmente 50,000, y puede canjear ese número de acciones para recibir la canasta de valores a cambio. En cada caso de canje, el emisor del ETF elige devolver, entre los títulos que mantiene en cartera, aquellos que presentan la base de costo más baja. Esto significa que cuando se actualiza la cartera del ETF, los valores que se venden tienen una base de costo promedio más alta que la que tendrían de otra manera. Por ende, es posible que el ETF sea capaz de transferir a sus accionistas ganancias de capital más bajas que el fondo indexado.

Una diferencia clave entre los fondos mutuos y los ETFs es que las acciones de los fondos mutuos se negocian solo una vez al día, al valor de cierre neto (net asset value - NAV), que se determina según la capitalización de mercado total de su cartera indexada, menos comisiones y gastos, dividida por el número de acciones en circulación. Las acciones de ETFs, por otro lado, se negocian durante el día a los precios de mercado vigentes. Tal vez esto los haga más versátiles para cumplir diversos objetivos de inversión, pero también significa que el precio de mercado puede tener un premio o estar descontado del valor neto de la cartera. Sin embargo, en realidad, los precios de mercado de muchos ETFs, especialmente aquellos con mayor volumen de negociación, tienden a aproximarse extremadamente a su valor de cierre neto.

IMPLEMENTACIÓN DE LOS ETFs

¿Quién hace uso de los ETFs? Los inversionistas individuales e institucionales, incluyendo administradores de activos, fondos de pensiones, fundaciones y fideicomisos, entre otros, incorporan ETFs en sus inversiones o construyen carteras completas con estos productos. Esto se debe en parte a que los ETFs —o mejor dicho, productos específicos dentro del universo de los ETFs— representan diversas estrategias de inversión, desde conservadoras hasta el lado opuesto, agresivas.

Algunos ETFs pueden ser adquiridos para su diversificación. Incluso algunos ETFs menos diversificados, como un fondo sectorial con un alcance más restringido, pueden proporcionar exposición al desempeño de varias empresas, lo que en teoría conlleva menos riesgo que mantener solo una o dos de las compañías en el índice. Las tasas de gastos generalmente bajas son otro elemento que explica el atractivo de los ETFs.

Igualmente, tanto los inversionistas individuales como los institucionales que adoptan una estrategia core-satellite pueden complementar una cartera con asignaciones tácticas a ETFs sectoriales o estratégicos, basándose en lo que está sucediendo en el mercado o en la economía en su conjunto. La cartera principal (core) puede ser construida en su totalidad con ETFs o a partir de una combinación entre títulos individuales y ETFs.

En el extremo opuesto, los operadores activos utilizan los ETFs por las oportunidades de arbitraje que pueden proporcionar cuando el valor de la cartera neta y los precios de mercado son diferentes. También lo hacen los hedge funds y otras empresas, que pueden no tener ningún interés en mantener los activos subyacentes, pero sí en obtener ganancias.

AUM TOTAL DE ETFs (MILLONES DE DÓLARES)
$2,794,703
AUM DE ETFs/ETPs EN SEPTIEMBRE DE 2015. FUENTE: ETFGI.

Los ETFs pueden ser utilizados también de otras maneras. Por ejemplo, pueden ser útiles para los inversionistas que deseen cumplir con la regla de la venta ficticia al momento de sufrir pérdidas de capital en una acción individual, ya que un ETF que mantiene la acción en cartera no se considera una inversión “lo bastante similar”. Además, los ETFs pueden usarse en una serie de estrategias de cobertura, ya sea para proteger ganancias de cartera aún no obtenidas o para limitar pérdidas adicionales.

A pesar de estas ventajas, son muchos más los inversionistas individuales que poseen fondos mutuos que los que poseen ETFs. Una de las razones que explica esta situación es que la mayoría de los ETFs deben ser operados mediante una casa de bolsa, algo que ofrece solo una cantidad limitada de planes de jubilación patrocinados por empleadores. Dado que los precios de los ETFs cambian a lo largo de la jornada en lugar de definirse una vez al día, la dificultad de determinar la valuación también se cita como otro factor. Otra razón mencionada con frecuencia es el hecho de que no es posible comprar acciones fraccionarias en un ETF, lo que dificulta la asignación de empleados a un plan. Al menos es posible resolver algunos de estos asuntos, ya que algunos emisores de planes han introducido paquetes de ETFs sin comisiones.

*Para más información sobre ETFs y los riesgos relacionados con este tipo de instrumentos, por favor consulte el documento disponible en http://www.investopedia.com/articles/investing/050316/what-all-investors-should-know-about-etfs.asp.

ETNS

LAS NOTAS COTIZADAS (ETNs), QUE SON EMITIDAS POR BANCOS DE INVERSIÓN Y BANCOS COMERCIALES, SON SIMILARES A LOS ETFs EN MUCHOS SENTIDOS.

Ambos son productos vinculados a índices y ambos son operados en bolsa a sus precios de mercado vigentes. Al igual que los ETFs, los ETNs ofrecen acceso a una variedad de mercados que de otra forma serían accesibles solo a través de la gestión activa. Al igual que los ETFs, los ETNs suelen estar vinculados a índices financieros amplios y con un foco más restringido, índices de estrategias e índices de commodities, incluyendo los S&P VIX Futures Indices.

Sin embargo, ETNs y ETFs también difieren de manera considerable. A diferencia de los ETFs, que son productos de renta variable, los ETNs son títulos de deuda sin garantía. Por ello, los ETNs pueden exponer a los inversionistas al riesgo de crédito, al riesgo de mercado y en ocasiones al riesgo de amortización anticipada. Algunos ETNs están garantizados, lo que significa que quienes los mantienen en cartera pueden recuperar un porcentaje del capital en caso de incumplimiento, aunque los términos del acuerdo también pueden limitar el potencial de rendimiento. Sin embargo, muchos ETNs no proporcionan la protección del capital.

Asimismo, a diferencia de los ETFs, los ETNs no son dueños de las inversiones incluidas en los índices subyacentes. En lugar de buscar replicar el rendimiento del índice, la mayoría de los emisores de ETNs ofrecen un pago en la fecha de vencimiento que está vinculado al rendimiento que el índice subyacente registre durante el periodo, descontando comisiones y otros gastos. El método exacto para calcular el rendimiento se detalla en el documento de oferta. El vencimiento puede ser de 10 a 40 años a partir de la fecha de emisión. Tal como ocurre con los bonos con cupón cero, por lo general los emisores no pagan intereses durante el periodo de duración del ETN.

Dado que un ETN no tiene activos, tampoco tiene valor neto de cartera (NAV). En su lugar, el emisor calcula y publica un valor aproximado durante todo el día de negociación. Al igual que el NAV de un ETF, este valor aproximado puede o no acercarse al precio de mercado vigente.

Los ETNs tienden a ser más fáciles de comercializar que los ETFs por razones regulatorias, por lo que en algunos casos un ETN que realiza el seguimiento de un índice particular puede estar disponible antes que un ETF siga tal índice. Igualmente, los ETNs tienden a ser populares entre inversionistas que buscan un rendimiento potencialmente más alto que el que estaría disponible mediante títulos de deuda convencionales, así como con inversionistas que desean añadir alguna exposición de renta variable a una cartera de renta fija.

OPCIONES Y FUTUROS VINCULADOS A ÍNDICES

LAS BOLSAS DE OPCIONES Y FUTUROS OFRECEN CONTRACTOS DE ÍNDICES DE MERCADO, TALES COMO OPCIONES Y FUTUROS DEL S&P 500.

Las bolsas de opciones y futuros ofrecen contratos de índices de mercado, tales como opciones del S&P 500 y futuros del S&P 500. Si bien estos productos derivados difieren en determinados aspectos relevantes, son similares en el hecho de que permiten a los inversionistas, tanto individuales como institucionales, realizar una cobertura o especular con respecto al nivel del índice subyacente en la fecha de vencimiento del contrato, la cual se encuentra especificada en el contrato.

Quienes invierten en opciones pueden comprar o vender un contrato a un precio específico, denominado precio de ejercicio (strike), que esté por encima o por debajo del nivel actual del índice. Los compradores, llamados titulares, eligen entre una opción de compra (call) y una opción de venta (put), según la dirección en que esperan que se mueva el índice.

La compra de un contrato le da al inversionista el derecho de realizar la compra en la fecha de vencimiento, si es que el índice ha alcanzado el nivel esperado, y así recaudar un pago en efectivo. Un comprador también tiene el derecho de vender un contrato antes de la fecha de vencimiento si tal operación le proporcionase un beneficio. Sin embargo, un comprador no está obligado a actuar.

Los vendedores de opciones, llamados writers, también eligen entre una compra y una venta, y recaudan una prima por la venta (precio del contrato). Los vendedores pueden compensar el contrato en cualquier momento antes del vencimiento mediante la compra del mismo contrato que habían vendido. Sin embargo, si el contrato no se compensa y el titular de la opción decide realizar la compra, el vendedor debe cumplir con el pago en efectivo que se le adeuda al titular.

Quienes invierten en futuros también compran o venden un contrato de un índice particular mediante una posición, corta o larga. Sin embargo, ambas partes están obligadas a cumplir los términos del contrato en la fecha de vencimiento, a menos que el contrato haya sido cerrado o compensado, mediante una posición contraria a la que se había escogido, como ocurre en la mayoría de los casos.

Los futuros también se diferencian de las opciones en cuanto a su costo potencial. En lugar de pagar o recibir una prima única, los inversionistas de futuros realizan un pago de margen inicial y el valor de sus cuentas se actualiza diariamente con un crédito o una pérdida, según la fluctuación en el nivel del índice. Si el valor de la cuenta cae por debajo del margen de mantenimiento, el inversionista debe agregar fondos a la cuenta para volver al nivel requerido.

Los inversionistas pueden comprar o vender contratos de opciones o de futuros, según el comportamiento que esperan del mercado. Por ejemplo, si los inversionistas de opciones estiman que el índice tendrá una caída, podrían llevar a cabo una operación de cobertura para proteger las ganancias aún no obtenidas, mediante la compra de puts. Si el mercado cae, pueden ejercer la opción y cobrar el precio de liquidación. Del mismo modo, los inversionistas de futuros podrían realizar una operación de cobertura para proteger una posición existente o para ayudar a administrar el precio de una futura compra de acciones. En este último caso, el inversionista compraría un contrato sobre el índice correspondiente. Si el índice sube, el costo de la compra de acciones será compensado por la ganancia derivada del contrato. Por el contrario, si el nivel del índice disminuye, la pérdida del contrato será compensada por el menor costo de la compra de las acciones.

Tal como ocurre con otros productos vinculados a índices, los contratos de opciones y de futuros son considerados una herramienta para alcanzar la mayor diversificación de una cartera.

PRODUCTOS ESTRUCTURADOS

UN PRODUCTO ESTRUCTURADO COMBINA DOS CLASES DE ACTIVOS, TALES COMO UNA NOTA A CORTO PLAZO Y UN ÍNDICE, CON EL FIN DE CREAR UN PRODUCTO HÍBRIDO QUE VINCULE EL INTERÉS OBTENIDO POR LA NOTA CON EL RENDIMIENTO DEL ÍNDICE.

Los intereses se pagan solo en la fecha de vencimiento, sujetos a las condiciones del producto específico, las cuales suelen variar considerablemente de un producto a otro. Los bancos comerciales y de inversión emiten diversos productos estructurados vinculados al rendimiento de índices.

A pesar de su vinculación con un índice de renta variable, los productos estructurados son por lo general obligaciones de deuda no garantizada del emisor y, por lo tanto, están sujetos al riesgo de crédito. Una excepción sería un certificado de depósito basado en índices, que, como depósito bancario, podría estar asegurado por la FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation, en el caso de Estados Unidos, por ejemplo). Los productos estructurados no siempre se cotizan en una bolsa de valores, y en tal caso, su volumen de negociación tiende a ser bajo, por lo que normalmente no existe un mercado secundario de fácil acceso o una forma precisa de determinar su valor.

Los productos estructurados pueden ser bastante conservadores, así como altamente especulativos y extremadamente complejos. Por una parte, están los productos estructurados que ofrecen protección de capital y generación de ingresos, aunque con un rendimiento limitado. Y por otro lado, algunos de los productos ofrecen el potencial para un mayor retorno, pero con el riesgo de estar expuestos a un nivel de apalancamiento considerable.

Estas diferencias hacen que los productos estructurados sean potenciales agentes de diversificación para inversionistas con alto poder de inversión y administradores de activos. Los productos estructurados también son considerados como herramientas para mejorar los rendimientos.

PRODUCTOS DE SEGUROS

LAS COMPAÑÍAS DE SEGUROS OFRECEN DOS TIPOS DE PRODUCTOS VINCULADOS A ÍNDICES: ANUALIDADES Y PÓLIZAS DE SEGURO DE VIDA VINCULADAS A ÍNDICES

Estos productos están destinados a personas interesadas en obtener una tasa de rendimiento potencialmente más alta que la tasa de interés vigente en el mercado, a menudo como una forma de aumentar los ahorros para la jubilación. El rendimiento para el cual los asegurados son elegibles, la forma en que se calcula este rendimiento y la manera en que se realizan los pagos, se especifican en el contrato de seguro.

El emisor del seguro generalmente promete que, ante el alza en el valor del índice subyacente, abonará una parte del rendimiento del índice como un pago de intereses a la cuenta del asegurado. Sin embargo, el interés pagado puede no ser el rendimiento real del índice. Cada póliza tiene normalmente una tasa de participación y una tasa de crédito máxima, descrita como un tope. Una tasa de participación es el porcentaje de ganancia del índice que se contará para calcular el pago de intereses. Cada asegurador fija su propia tasa, que puede ir desde 60% del rendimiento del índice. El asegurador también establece el porcentaje máximo que se pagará en cualquier año, a menudo entre 10% y 14%. Ambas tasas pueden modificarse durante la vigencia de la póliza.

Para ilustrar cómo funciona un producto vinculado a un índice, supongamos que una póliza hipotética tiene una tasa de participación de 80% y un límite de 12%. En un año en que el índice subyacente gana 20%, la tasa de participación del 80% daría como resultado un rendimiento del 16%. Sin embargo, debido al tope, en realidad terminaría siendo 12%. Algunos aseguradores también restan un margen o comisión basada en activos (diferencial) del rendimiento antes de aplicar la tasa de participación y el tope.

Algunos productos basados en índices pueden ofrecer protección a la baja, garantizando que el menor interés que una póliza o anualidad pueda obtener en cualquier año sea 0%. Esto significa que el capital no se vería mermado en años en que el índice pierda valor. Algunos emisores pueden garantizar un rendimiento mínimo —de 2 %, por ejemplo— que se pagaría con los ingresos de sus inversiones en renta fija si el rendimiento del índice proporciona menos.

Para cumplir con su compromiso de pagar intereses vinculados a índices, el asegurador normalmente adquiere opciones de compra sobre el índice subyacente, que puede ejercer o vender (obteniendo un beneficio) si el índice excede el precio de ejercicio antes del vencimiento.

Felicidades

Completaste el capítulo 3. Ahora pon a prueba tus conocimientos con un breve cuestionario.

RESPONDER EL CUESTIONARIO

Escoge la mejor respuesta para cada pregunta y da clic en "enviar" para ver tus resultados.

    • Un acuerdo de intercambio (swap) con una o más contrapartes
    • La compra de todos los títulos que conforman el índice
    • La compra de una muestra representativa de los componentes de un índice
    • La compra de títulos que la compañía estima que superarán el rendimiento del índice
    • Son operados durante el día de negociación
    • Pueden ser vendidos en corto
    • Pueden ser adquiridos mediante una casa de bolsa o una sociedad de fondos
    • Pueden realizar el seguimiento de carteras de acciones, pero no de bonos
    • Futuros
    • ETFs
    • Productos estructurados
    • Anualidades
    • El emisor del producto
    • El objetivo de inversión del producto
    • La estructura del producto
    • Todas las anteriores
    • La diferencia entre el rendimiento de una cartera indexada y el rendimiento del índice
    • Las diferencias en el desempeño de fondos indexados derivadas de los errores del gestor de la cartera
    • La suma de los errores de redondeo acumulados en los cálculos de rendimiento del índice
    • Ninguna de las anteriores
ENVIAR
CANCELAR